Salmonetes en todas sus versiones con toques ácidos y frescos.

A nuestro entender el salmonete es la becada del mar, por ello siguiendo este planteamiento utilizamos y aprovechamos todas las partes de él.